El Secretariado Diocesano de Liturgia se entiende como una mediación pastoral que ayuda al Sr. Obispo en el ejercicio de su ministerio episcopal. Está estructurado en torno a unos fines, unas personas y con un funcionamiento.

Fines

  1. El estudio y formación permanente en la reforma litúrgica, con la correspondiente atención a las demandas diocesanas en este campo litúrgico.
  2. La promoción de la pastoral litúrgica en todo el pueblo de Dios y entre los agentes de pastoral.
  3. La promoción y formación de los diversos ministerios litúrgicos, sobre todo laicales.
  4. La coordinación con la pastoral de conjunto de toda la Diócesis y con el Secretariado Nacional de Liturgia.

Personas

La Comisión Diocesana está formada por el Director o Directora del Secretariado Diocesano, una o dos personas por cada arciprestazgo, algún especialista en la materia (música, arte) y dos o tres personas seglares para el trabajo técnico. Existe en la actualidad una Coordinadora que representa a los equipos parroquiales de Liturgia de la ciudad.

Funcionamiento

La Delegación promueve diversos tipos de reuniones: de la Comisión Diocesana, reuniones de tipo general y de trabajo para las programaciones. Reuniones con la Coordinadora que son la conexión entre el Secretariado y la Parroquia. También se funciona a través de comunicaciones, publicaciones, materiales litúrgicos como los Cuadernos “En Comunidad” y otras actividades de tipo formativo.

La clave del funcionamiento del Secretariado está:

  • en la capacidad de establecer diálogo con el Obispo, el Consejo de Pastoral y el Consejo Presbiteral.
  • en la capacidad de asumir, respetar e impulsar la vida de la base eclesial, mediante un contacto con los arciprestazgos.

Es criterio que el cauce habitual para la presencia del Secretariado y sus servicios en las parroquias y comunidades debe ser la Comisión Arciprestal, que coordinaría esta tarea litúrgica.

Los campos de actividad son los siguientes:

  • Actividades preparadas desde el Secretariado para parroquias, grupos, o para toda la Diócesis.
  • Peticiones de parroquias según sus programas de formación y actividades litúrgicas.
  • Colaboración con otras Delegaciones y Secretariados.
  • Cursillos de formación.
  • Fomentar y cuidar la formación de los animadores litúrgicos y los ministerios laicales.
  • Reuniones periódicas con los distintos ministros laicales: lectores, ministros extraordinarios de la comunión.
  • Participación en los encuentros y jornadas nacionales.
  • Participación en las celebraciones litúrgicas diocesanas.

«La Liturgia es la cumbre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y al mismo tiempo la fuente de donde mana toda su fuerza. Pues los trabajos apostólicos se ordenan a que, una vez hechos hijos de Dios por la fe y el bautismo, todos se reúnan para alabar a Dios en medio de la Iglesia, participen en el sacrificio y coman la cena del Señor» (Sacrosanctum Concilium 10 – Constitución sobre la sagrada liturgia).

Las formas que respetan los requisitos canónicos y que por ello son adecuadas para la consagración y para la comunión eucarística de los fieles celíacos se pueden adquirir en:

  • Apostolado Litúrgico
  • Pías Discípulas del Divino Maestro

Formación

Subsidios Litúrgicos

Contacto

Secretariado Diocesano de Liturgia
Obispado de Albacete
C/ Salamanca, 10
02001 ALBACETE

Tlf. 967 21 44 78
Fax. 967 52 23 39
delegacionliturgia@yahoo.es