Aumenta un 2,83% la cantidad destinada por los contribuyentes a la Iglesia católica

15 de Abril de 2018

La Conferencia Episcopal Española ha presentado los datos de la asignación tributaria registrados a favor de la Iglesia católica en la Declaración de la Renta de 2017, correspondiente a la actividad económica desarrollada en 2016.

En la declaración de 2017 la cantidad destinada por los contribuyentes a la Iglesia católica aumenta en 7 millones de euros y alcanza los 256,21 millones de euros, un incremento del 2,83% con respecto al año anterior. Es la cifra más alta desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria en 2007, que promedia una subida anual del 0,58%.

El número de declaraciones a favor de la Iglesia ha sido 7.112.844. Teniendo en cuenta las declaraciones conjuntas, más de 8,5 millones de contribuyentes destinan a la Iglesia el 0,7% de sus impuestos. Esto supone que el porcentaje de asignación llega al 33,54%, descendiendo en 1,39% en relación al ejercicio anterior.

El aumento de la cantidad que los españoles destinan de sus impuestos a favor de la Iglesia católica se debe a la evolución de la situación económica de nuestro país, con un aumento significativo tanto del número de contribuyentes que realizan la declaración como de la renta declarada por los contribuyentes. Este hecho se produce tanto en el territorio de la Agencia Tributaria como en el de las Haciendas forales.

En relación al importe recaudado, en 13 de las 17 comunidades autónomas se ha producido un incremento de la cantidad recaudada, si bien el porcentaje de asignaciones ha disminuido de modo similar en todas ellas.

En porcentaje, Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas más sensibles a la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta con un 45,94%. Albacete es una de las provincias donde más se marca la casilla de la Iglesia católica, por encima del 45%,

El porcentaje de los contribuyentes que asignan su X a la Iglesia, que asignan también a la casilla de Otros Fines sociales ha aumentado un año más, pasando del 60% en 2016 al 62,5% en la declaración de 2017. Pese a ello, ha aumentado en 600.000 el número de declaraciones en las que no se marcó ni la casilla de la Iglesia ni la de Otros fines sociales.

La Iglesia católica cuenta en esta ocasión con más recursos para seguir realizando su actividad al servicio de los cristianos y del conjunto de la sociedad española. Por eso agradece a todos aquellos españoles que contribuyen con este gesto de marcar la X y con el resto de campañas realizadas a lo largo del año a sostener la labor religiosa, espiritual y social al servicio de millones de españoles.

Así mismo, continúa con su esfuerzo de dar a conocer el mecanismo por el que los contribuyentes pueden decidir el destino de una pequeña parte de sus impuestos, el 0,7%, a la Iglesia católica y a otros fines de interés social. Con esa decisión, el contribuyente ni tiene que pagar más ni se le devuelve menos.

Compartir