Cáritas Diocesana de Albacete reclama dignidad y derechos para las personas que viven en la calle

23 de Noviembre de 2017

“Bajo el lema “Somos Personas. Tenemos Derechos. Nadie sin Hogar”, Cáritas celebra el próximo domingo 26 de noviembre el Día de las Personas sin Hogar pero, antes de ello, hoy se ha llevado a cabo una acción de sensibilización en la Plaza de la Constitución donde se ha leído un manifiesto. Por más que parezcan afirmaciones evidentes, la realidad cotidiana nos presenta otra cara y vemos como cada día derechos humanos, como el acceso a la salud o la vivienda, son vulnerados o no son accesibles para las personas en situación de sin hogar. Con la Campaña queremos:

1) Hacer visibles las dificultades que se encuentra cada día este colectivo en el acceso y ejercicio de sus derechos humanos (a la salud, a la vivienda, a la participación, a la protección social, etc.).

 2) Denunciar las vulneraciones de derechos que sufren las personas en situación de sin hogar.

3) Recordar que los Derechos Humanos suponen una responsabilidad compartida. Aunque los Estados y las Administraciones deben ser los garantes y ejercer de sostén del desarrollo de los derechos, podemos y debemos implicarnos en facilitar su acceso y ejercicio desde el compromiso común de la ciudadanía, entidades sociales, administraciones, medios de comunicación, etc.

Durante 2016, Cáritas Diocesana de Albacete atendió en la provincia a 149 personas a las que prestó atención inicial, alojamiento, o bien la cobertura de sus necesidades más básicas. En la provincia se realiza a través de las Cáritas Interparroquiales de Caudete, La Roda, Almansa, Villarrobledo y Hellín. En la capital se trabaja con personas sin hogar a través del taller ocupacional de baja exigencia puesto en marcha junto al Ayuntamiento de Albacete y mediante el programa Café Calor en el que voluntarios de la Institución acompañan a personas que están en la calle.

Desde Cáritas se insiste en lanzar un mensaje donde los derechos de las personas sin hogar vuelvan a reclamarse con fuerza, una reivindicación que, por reiterada, no pierde valor ni contundencia.

Apostamos por la centralidad absoluta de las personas en situación de sin hogar. Es urgente abordar su problemática con una mirada de derechos de manera integral, interrelacionados entre sí y no incidiendo solamente en uno concreto. Esto significa que debemos defender todos los derechos juntos, a la vez, todos los días, en todas partes, porque los derechos no son regalos, sino que son inherentes al ser humano.


Galería de fotos


Compartir