Muchos jóvenes Albaceteños han hecho este verano el Camino de Santiago

27 de Agosto de 2017

Varias han sido las parroquias de la diócesis de Albacete, que entre las actividades que programan en verano, han organizado el Camino de Santiago para jóvenes y no tan jóvenes.

La parroquia de Ntra. Sra. De Fátima de Albacete fue la primera que se puso en marcha hacia la tumba del apóstol. Un grupo de dieciocho jóvenes comenzaba el diez de julio su peregrinación desde Sarria.

Almudena Moreno era una de las animadoras del grupo y nos cuenta “para el grupo ha supuesto una vivencia maravillosa tanto a nivel personal ya que nos hemos conocido más a nosotros mismos, sobre todo en las dificultades, como a nivel de grupo ya que este camino nos ha reforzado en confianza los unos con los otros, hemos compartido risas, conversaciones muy enriquecedoras, lloros, momentos de flaqueza y alegrías. Como grupo cristiano que somos ha supuesto un acercamiento más a Dios reforzando nuestra fe en cada uno de los pasos dados, nos ha ayudado mucho en este acercamiento las muchas ermitas que hay a lo largo del camino…ya que ahí teníamos nuestro momento para rezar y pedirle fuerzas para conseguir llegar a Santiago.

“Lo más emocionante fue la llegada a Santiago. Durante todo el camino no faltaron las palabras y al llegar a la plaza nos quedamos mudos…solo un simple abrazo de grupo por la satisfacción de haberlo conseguido unidos. Todos nos quedamos en silencio mirando la Catedral… pensando, reflexionando o simplemente mirando”. 

“Ya estamos pensando el recorrido que haremos el año que viene, porque nos ha enganchado y esperemos poder hacerlo muchos años más como grupo”.

Después fue un grupo de veinte ilusionados jóvenes de la parroquia de La Asunción de Albacete la que comenzó a peregrinar el 23 de julio, también desde la localidad de Sarria. 

Todo lo vivido lo resumen en estas palabras. “el camino es encuentro, oración, naturaleza, es como la vida y se vive igual; hay momentos de euforia, de dolor, de querer abandonar y de darlo todo para llegar a la meta. Y todo, siempre acompañado, porque el caminante “nunca camina solo”. Y descubrir que muchos tenemos más fuerza en el interior de lo que pensamos. Entrar en la plaza del Obradoiro es un momento único y lleno de emoción en el que las palabras se quedan cortas para expresar lo que se siente. Y después de todo lo vivido y de todo lo pasado, entiendes como nunca esta frase, “sin dolor, no hay gloria”.

Desde Hellín también peregrinaron
Ya en el mes de agosto fueron los jóvenes de la parroquia de Sagrado Corazón de Jesús de Hellín los que desde Tui se pusieron en Camino. Veinticinco chavales, una catequista, tres madres y el párroco.

Este grupo ha vivido esta experiencia con gran esfuerzo, solidarizándose con los que no podían y gozando al llegar a la meta. Todo en un ambiente de oración, amistad y fiesta, lo que ha supuesto dejar atrás las comodidades para ir al encuentro con Jesús, con ellos mismos y con los hermanos que Dios puso en su camino.

Los jóvenes peregrinos manifiestan “se nos ha quedado grabado en nuestra cabeza el saludo de la gente que te encuentras en el camino que te desea “buen camino” y tú automáticamente respondes lo mismo a ellos. Hasta los vecinos dejaban carretillas llenas de manzanas a la orilla del camino para reponer las energías de los peregrinos con un mensaje que decía: “PEREGRINOS, coged manzanas, son ecológicas, estáis invitados” con un cartel en tres idiomas diferentes”.

La anécdota más significativa del camino la ha protagonizado Raquel, hija de Juan Carlos, el diácono permanente de la parroquia, cuyo padre falleció hace dos meses. Raquel ha ido dejando coches en miniatura con un mensaje por todas las etapas que íbamos concluyendo ya que a su padre le gustaba coleccionar estos coches.

Uno de los jóvenes expresa “me han gustado muchísimas cosas de este viaje, sobretodo me ha gustado conocer gente buenísima, y habérmelo pasado tan bien. Pero lo que más me ha gustado es cuando íbamos andando y había momentos que pensábamos que no podíamos más. Los compañeros nos ayudaban y nos daban fuerzas y ánimos para terminar. Gracias a todos por estos días; sin vosotros no hubiera sido lo mismo”.

Los jóvenes de San José llegan hoy

La última parroquia en comenzar a peregrinar ha sido la de San José de Albacete. Un grupo reducido lo hacia el 14 de agosto desde Oviedo con el objetivo de recorrer el Camino conocido como “primitivo”. A los que se unieron muchos jóvenes más (36 en total) el día 23 desde Sarria. Hoy tienen prevista su llegada a Santiago. Mañana, al igual que han hecho durante todos los días, participarán en la Eucaristía del Peregrino. En esta ocasión será en la Catedral de Santiago, lo que también les permitirá rezar ante la tumba del Apóstol.

Esta parroquia viene realizando el Camino durante cinco años, principalmente con los jóvenes que se han confirmado en el último curso, porque según afirma uno de los responsables de la actividad, Juan Manuel Talavera “es una experiencia que permite al joven vivir una aventura olvidando rutinas, horarios y comodidades, lo que ahora llamamos zona de confort. Fuera de esta zona vemos como los jóvenes se conocen mejor así mismos al caminar y en la convivencia con otros jóvenes de su misma edad, junto con los catequistas que los acompañan. Hemos sido testigos como jóvenes con problemas personales, que estaban perdidos porque no sabían como orientar su vida, o simplemente que, en un principio, no quieren hacer el camino, han vuelto con un nuevo horizonte para iniciar el verdadero camino: su propia vida. Aquí se cumple esa gran máxima: Dios siempre te espera fuera de tu zona de confort con la sabia intercesión del apóstol Santiago”.


Galería de fotos


Compartir