Memoria Anual 2016

12 de Junio de 2017

Caritas Diocesana de Albacete advierte que la aparente recuperación económica no se está traduciendo en una mejora real de la situación de las familias con las que trabaja.

Cáritas Diocesana de Albacete ha presentado su Memoria Anual del año 2016 coincidiendo con la próxima celebración del Día del Corpus Christi, Día de la Caridad, y en ella se constata que la recuperación económica no se está traduciendo en una mejora de la situación global de las familias, pues éstas siguen necesitando mucho apoyo de programas más a largo plazo, de acompañamiento.

En palabras de la directora de la Institución, Rosa García, “a pesar de las noticias de una mejora de la situación económica en los últimos tiempos, la realidad de la desigualdad territorial, en la que Castilla la Mancha está entre las comunidades en peor situación, y la realidad del acceso a un trabajo digno, hacen que la intervención de Cáritas y la necesidad de apoyo de la sociedad continúen siendo imprescindibles a día de hoy”.

Desde el programa de Atención Primaria se ha atendido a 3.025 familias  lo que supone una disminución con respecto a 2015. A través del Programa de Empleo, Cáritas ha acompañado a 1.850 personas, 684 han iniciado un itinerario laboral, 332 han participado en distintos cursos, y 151 han encontrado un empleo (24 de ellas con contratos de inserción a través de La Fundación El Sembrador).

Cáritas también ha atendido en su Programa de Infancia a 598 niños y niñas, a 149 en Personas sin Hogar y ha realizado 1315 acciones en el Programa de Mediación Jurídica.

A lo largo de 2016, Cáritas ha hecho posible el trabajo personalizado con 6.675 participantes en los diferentes programas, habiéndose beneficiado de esta intervención 14.361 personas, bien por ser parte de las familias atendidas en el Programa de Atención Primaria, bien porque han participado directamente en alguna de las otras acciones reflejadas en la Memoria 2016.

La recuperación económica no significa que las familias hayan mejorado su situación

En palabras del secretario  general de Cáritas Diocesana de Albacete, Antonio García, los datos recogidos en la presente memoria confirman que “con respecto al año 2015, ha habido una disminución en torno al 15% de media en el número de personas atendidas en la cobertura de sus necesidades más básicas, que se corresponderían con el Programa de Atención Primaria, sin embargo, con estos mismos datos de la memoria, también observamos que ha habido un incremento del 31% de media en el número de niños atendidos desde las diferentes acciones de infancia y, entre un 5% y un 7%,  el número de personas atendidas desde programas como Mediación Jurídica, Prisión o Empleo”.

Toda la información recogida constata que hay una aparente recuperación económica que probablemente ha hecho que haya más ingresos en la Administración Pública para que se incrementen los recursos en programas de ayudas básicas a las familias por lo que finalmente no han necesitado venir a Cáritas, sin embargo, en lo que sería el acompañamiento a estas personas a largo plazo (Programas de Infancia, Empleo, en definitiva, la cobertura de este tipo de necesidades), los datos evidencian que esa recuperación no es del todo real porque aquí han incrementado las intervenciones y, no solo en el último año, si no que obedece a una trayectoria de los últimos dos o tres años.  

“Creemos, añade García Blanquer,  que es una demostración de que la recuperación económica no supone una verdadera recuperación de la situación de las familias pues éstas siguen necesitando mucho apoyo de otros programas de Cáritas”.

Día de Caridad

En el marco de la festividad del Corpus Christi, Cáritas recuerda su lema ”Llamados a ser Comunidad”. Un mensaje clave que pretende sensibilizar sobre la importancia de aprender a vivir en común, tomar conciencia del cuidado de la Creación, denunciar las situaciones de injusticia y animar a trabajar en el fortalecimiento de nuestras comunidades.

La directora de Cáritas, Rosa García, también hacía una invitación a 'trabajar por la justicia y a compartir con los demás, por eso, frente al individualismo creciente, Cáritas llama a ser en común, porque nada de lo humano nos es indiferente”.

Compartir