Peregrinar a Lourdes es una experiencia personal

21 de Mayo de 2017

La Hospitalidad Ntra. Sra. de Lourdes de Albacete peregrinará a Lourdes el próximo 15 de junio. Como cada año desde hace casi cinco décadas, llevará consigo un numeroso grupo de enfermos, acompañados de voluntarios y atendidos por sacerdotes, religiosas y personal sanitario.

Para conocer un poco más acerca la Hospitalidad de Lourdes y esta peregrinación, llamada por muchos ‘el tren de la esperanza’, acudimos a Pilar Álvarez-Valdés, que desde 2015 es su presidenta.

En primer lugar y para hacernos una idea de las dimensiones, le preguntamos por los números. Le preguntamos cuántas personas peregrinaron el año pasado.

Pilar nos cuenta que fueron un total de doscientas treinta y cinco personas. Más de la mitad fueron hospitalarios, de los cuales quince eran sanitarios, seis sacerdotes y cuatro religiosas y otros ciento siete voluntarios. Entre los ciento tres peregrinos -añade- se encontraban cuarenta y tres enfermos. 

Vemos la variedad de perfiles que asisten a la peregrinación y le pedimos que nos indique a quién va dirigida y qué es necesario para participar.

“Para peregrinar sólo hay que tener ganas de vivir esta experiencia -responde-. Peregrinamos, desde niños pequeños, la alegría de la peregrinación, hasta personas muy mayores con un corazón peregrino”.

Los voluntarios y peregrinos, durante su estancia en Lourdes, participan en los actos del santuario: Procesión de Antorchas, Misa Internacional, Procesión Eucarística. La hospitalidad también tiene sus propios actos, como una Misa en la Gruta de las apariciones, celebración penitencial comunitaria con Confesión individual, Eucaristía con administración del sacramento de la Unción de los Enfermos, viacrucis...

En todos los actos, los enfermos cobran un especial protagonismo. En las procesiones, son portados por los hospitalarios en carros, siempre ocupando un lugar preferente.

Son cinco días intensos de oración, servicio y convivencia, de encuentro con enfermos y hospitalarios conocidos, y de acogida a quienes llegan por primera vez.

Pilar destaca que “peregrinar a Lourdes es una experiencia personal. Cada persona la vive de manera diferente”. “El lema de la hospitalidad -añade la presidenta- es ‘ven y verás’, que nadie te lo cuente”, y hace una invitación: “ven y vive tu experiencia”.

Es un viaje largo que implica comidas y alojamiento fuera de casa. Aunque tratan de obtener un precio lo más bajo posible, para muchas personas que atraviesan dificultades económicas, el dinero puede ser un problema. En la Hospitalidad de Lourdes son conscientes de ello. Por eso, Piar -sin necesidad de que se lo mencionemos-, apunta:

“Que nadie que desee acompañarnos a Lourdes se quede sin peregrinar por motivos económicos, ya encontraremos la fórmula para que todo el que lo desee pueda venir con nosotros”.

Esas fórmulas van desde facilidades de pago hasta becas, que son posibles gracias a los donativos de personas que quieren ayudar a que nadie se quede sin vivir la experiencia de acudir a Lourdes.

No podemos despedirnos de Pilar sin preguntarle qué hacer para peregrinar con la Hospitalidad.

Rápidamente nos remite a la sede que se encuentra en la albaceteña Parroquia de Franciscanos. Quien desee peregrinar a Lourdes podrá acudir hasta el próximo 26 de mayo, de lunes a viernes, en horario de 18 a 20:30 h. Allí recibirá toda la información necesaria sobre las diferentes maneras de peregrinar.

Antes de terminar, nos muestra la fotografía de un cartel escrito por Pilar, pero esta vez no Álvarez-Valdés, sino Floro -una de las hospitalarias que, desde hace años, acompañan a los enfermos-. En él recuerdan que todos son importantes en Lourdes. Dice así: 

Si eres niño, ven a Lourdes. La Virgen se apareció a Bernardita.
Si eres joven, ven a Lourdes, muchos necesitan tus manos, tus pies, tu sonrisa y la alegría de tu corazón.
Si eres mayor, ven a Lourdes, muchos necesitan tu buen hacer servidor.
Si eres sanitario, ven a Lourdes, muchos necesitamos aquí y allí de ti.
Si eres enfermo, ven a Lourdes, todos necesitamos de ti.
Si nos quieres conocer, ven, entra. Te acoge tu familia hospitalaria.
En este año de la Misión Diocesana, ¡ven a Lourdes!

El Santuario

El santuario de Ntra. Sra. de Lourdes es un santuario mariano, de vida eucarística. Se encuentra en un pequeño pueblo del pirineo francés que le da su nombre. Lourdes tiene una población próxima a los 15 000 habitantes. A él acuden cada año cerca de seis millones de peregrinos de todas partes del mundo, especialmente de Italia, Francia y España.

Compartir