Con el proyecto de este año vamos a ampliar un centro de salud en La India

12 de Febrero de 2017

Cuando uno siente amor, respeto y admiración por alguien, intenta imitarle y seguirle, estar cerca de Él. Eso intentamos en Manos Unidas con Jesús de Nazaret, seguir su ejemplo y su guía porque Él es el camino.  Ayudamos, como Él hizo, a aquellos que más lo necesitan y esto no sería posible sin el apoyo imprescindible de todas aquellas gentes de Albacete que año tras año nos aportan su donativo desinteresado en la Campaña contra el Hambre, conducidos por su deseo de unirse al grupo de los seguidores de Jesús, tendiendo su mano a los más pobres, olvidados y aislados del mundo. Lo hacemos por ellos y por Él, porque ellos son Él.

Eso hicimos el año pasado financiando la construcción de un  internado para niñas en Dhulkot, estado de Madhya Pradesh en India central. Esa obra es ya una maravillosa realidad para 100 niñas que, de este modo, no tienen que recorrer largas distancias por caminos peligrosos para llegar a la escuela. Gracias a todos los que lo hicieron posible en nombre de las niñas y sus familias.

Este año 2017, el proyecto que presentamos a las parroquias para su financiación consiste en la ampliación de un centro de salud. Se sitúa dicho proyecto en el estado de Meghalaya en el nordeste de India.

Meghalaya significa “por encima de las nubes”. Es un estado pequeño con apenas dos millones de habitantes. Desde el punto de vista natural es muy bonito, con muchos bosques, ríos, montañas (no muy altas), numerosos saltos de agua, acantilados,…Pero está escasamente industrializado. Es fundamentalmente agrícola y tiene dos curiosidades respecto al resto de la India: Por un lado, es uno de los tres estados de India con mayoría cristiana junto con Mizoram y Nagaland, en ellos no existe el jerárquico sistema de castas de la India y, por otro lado, es una sociedad matriarcal, donde el linaje y la herencia son recibidos a través de la mujer. No existe discriminación entre niños y niñas. Si bien esto no condiciona para nada a manos Unidas a la hora de ayudar, ya que nuestras manos ayudan a quienes lo necesitan, sean cual sean sus creencias, costumbres o religión.

La población que vive en esta zona es tribal, sin casta para el resto de la India, aunque para ellos no cuenta, sí es verdad que son los más pobres y sin derechos. Se estima que un tercio está bajo el umbral de la pobreza.

Sus ingresos proceden de la tala de árboles y del cultivo de patatas y otros vegetales. Se trata de ingresos muy pequeños para familias muy numerosas, ya que suelen tener diez hijos por término medio.

El índice de analfabetismo es muy alto porque los padres prefieren que sus hijos trabajen a que vayan a la escuela, así pueden ayudar a mantener a la familia.

El aspecto sanitario tampoco es mejor: No existen hospitales y el centro de salud más cercano está a diez kilómetros de distancia, además, no pueden pagar lo que cuesta el transporte ni los tratamientos y las carreteras son muy malas o inexistentes. Son muy frecuentes las epidemias de malaria y las enfermedades  respiratorias y gastrointestinales, sobre todo entre los niños.

Las Hermanas de San José se dedican a la atención sanitaria de los más pobres y están en la zona desde 2012. Al principio atendían sólo a niños y a mujeres embarazadas en el propio convento, pero dada la gravedad de la situación, la ayuda se extendió a todo el mundo, hasta el punto de poner diez camas en el convento para el ingreso de los casos más graves.

Durante el último año han atendido a más de 15.500 personas y, con su clínica móvil visitan las aldeas más cercanas, por lo menos dos veces al mes.

En el centro actual trabajan dos médicos y cinco enfermeras; como les falta espacio han pedido ayuda a Manos Unidas para construir un centro médico cuya primera fase constará de una planta de 775 metros cuadrados, con doce habitaciones dobles, sala de partos, sala de emergencias, laboratorio, farmacia, sala de rayos x, almacén y oficina, por un importe de 86.755 €.

Los beneficiarios serán unas 16.600 personas.

Otros proyectos

Además de éste, la delegación de Albacete tiene otros cinco proyectos este año: “Construcción de comedor, cocina y equipamiento para residencia de niños tribales”  oeste de India, “Ampliación de centro de formación” en Madagascar, “Fortalecimiento de procesos productivos y comercialización” en Panamá, “Construcción de aseos en residencia de niños”  norte de India, y por último “Programa de capacitación de mujeres víctimas de la prostitución” en Delhi, India, cuya ejecución se llevará a cabo a lo largo de tres años, éste es el segundo.

Datos
Beneficiarios: 16.000 personas        
Coste del proyecto: 86.755 €.          
Ubicación: Meghalaya en el nordeste de India

 

Maribel Amo
Responsable de proyectos de Manos Unidas en Albacete 

Compartir